Comunicate con nosotros en todo momento +56932300561

Top
Balibuta / Tu viaje le puede hacer bien al mundo. 10 formas de ser un turista responsable

Tu viaje le puede hacer bien al mundo.
10 formas de ser un turista responsable

Antes de viajar usualmente nos preocupamos por el alojamiento, el clima y los lugares interesantes de la zona que visitaremos, pero pocas veces le prestamos atención al impacto que tendrá nuestra presencia en dicho destino. En muchas ocasiones la gran cantidad de turistas tiene como resultado efectos negativos como la contaminación de reservas naturales, el desplazamiento de la población local y el maltrato animal, pero hay varias maneras de evitarlo. Podemos disfrutar de las culturas y de los paisajes de un nuevo destino contribuyendo a su desarrollo.

Estas son las 10 claves para ser un turista responsable

  1. No botes basura al suelo y redúcela: Si acampas en la naturaleza o estás en un lugar donde no hay basureros, llévate la basura contigo hasta que encuentres un lugar donde botarla, lo mismo para las colillas de cigarro. Para reducir tu basura te recomendamos usar una bolsa de tela en lugar de bolsas plásticas. Usa una botella de agua reutilizable y llénala con el agua potable que se ofrece en los hoteles. Otra opción es comprar un filtro purificador.
  1. No contrates tours que promuevan el maltrato animal: muchos sueñan con pasear sobre el lomo de un elefante, nadar con delfines y sacarse una foto con un tigre, pero estas actividades son dañinas para los animales. Quienes los usan para entretener a los turistas, los sacan de su hábitat y muchos los hacen trabajar en exceso hasta que se enferman. Cuando te sientas atraído por una corrida de toros, un circo con animales o un rodeo piensa en el sufrimiento del pobre animal que tendrás en frente.
  2. Fomenta el desarrollo local: Si eliges bien donde gastar tu dinero, puedes hacer una diferencia e impactar positivamente a la comunidad que estás visitando. Contrata guías locales, compra productos artesanales y prefiere comer en los restoranes típicos donde van los lugareños. Así contribuyes con la economía de la zona y le das tu dinero a quienes más lo necesitan en lugar de entregárselo a una multinacional. Además tendrás una experiencia única y souvenirs totalmente auténticos.
  3. Investiga la ruta: El transporte aéreo es uno de los mayores contribuyentes de emisiones de carbono, y para reducir este impacto te aconsejamos buscar la ruta más directa a tu destino, de manera que evites vuelos innecesarios.
  4. Disminuye el impacto ambiental: Para contribuir con el medio ambiente, puedes aprovechar de moverte en bicicleta a los lugares cercanos o simplemente caminar. Ambas son opciones perfectas para disfrutar de las lindas calles de la ciudad o localidad en la que te encuentras.
  5. Respeta la cultura local: Una de las mayores recompensas de viajar es conocer culturas y religiones nuevas, pero así como disfrutamos visitando templos y presenciando tradiciones, debemos respetarlas. Haz la tarea antes de viajar y averigua cuáles son las costumbres del lugar que visitarás. Investiga los códigos de vestimenta y vístete considerándolos. En muchos lugares, sobre todo en los templos, es una falta de respeto estar con un short muy corto o un escote pronunciado. Aprende algunas palabras como hola y gracias en el idioma, eso demuestra respeto hacia la cultura que visitas.
  6. Ten conciencia al regatear: En Sudamérica y en el sudeste asiático es costumbre regatear, pero cuando lo hagas ten en consideración a la persona que tienes en frente. Ten en cuenta el esfuerzo y trabajo que puso el vendedor en el producto que estás comprando. Esos tres dólares menos que lograste bajar, pueden no ser mucho para ti, pero tal vez para esa persona sí hacen la diferencia.
  7. No le des plata a los mendigos: Es muy difícil decirle que no a una persona que te pide dinero en la calle, y tal vez te sientas mal al no hacerlo, especialmente si se trata de un niño, pero al darles dinero les hacemos más mal que bien. En algunos países los padres sacan a sus hijos de las escuelas y los obligan a pedir dinero a los turistas. Si les das monedas, estarás fomentando esta triste realidad. Si realmente quieres ayudar cómprales algo de comer o participa de un voluntariado.
  8. Respeta la naturaleza: Observa a los animales silvestres desde una distancia prudente, sin perturbar su hábitat ni sus costumbres. Los gritos, la música muy fuerte o cualquier ruido ajeno al ambiente, pueden alterar a los animales, disfruta de la naturaleza en silencio, de esa forma podrás escuchar sus propios sonidos y la conocerás un poco más. Deja las cosas como están, no te lleves esa estrella de mar o esa conchita brillante que tanto te gustó. No compres objetos hechos con materiales conseguidos a través de la caza ilegal como el marfil.
  9. Elige acomodación sustentable y una agencia de turismo responsable: Busca hospedajes y operadoras turísticas que trabajen con comunidades locales o que tengan prácticas que ayuden a proteger al medio ambiente. Toma un poco más de tiempo investigar para encontrar este tipo de lugares, pero los hay. Balibuta es uno de ellos. Esta agencia entrega viajes que tengan sentido tanto para los viajeros como para los lugareños. Se preocupa por causar bajo impacto en las comunidades y ayudarlas a que se desarrollen económicamente. Su sello es el turismo sustentable y los viajes con experiencias locales y espirituales, sin dejar de lado los atractivos más entretenidos de los destinos que ofrece.

Así que ya lo sabes, tu viaje puede ser un lindo aporte al lugar que visitas si lo experimentas con respeto y consideración.