Comunicate con nosotros en todo momento +56932300561

Top

Comer, Rezar, Amar en Bali

Comer rezar amar en Bali

Seguramente habrás tenido la oportunidad de leer el fascinante bestseller «Comer, Rezar, Amar» de Elizabeth Gilbert o, quizá, ver la película protagonizada por Julia Roberts donde se narra la historia de una mujer que busca su paz interior recorriendo el mundo. No se puede encasillar como un libro que es de autoayuda o de religión, su atractivo es la sutil invitación a estar en contacto con nuestro lado espiritual.

Si en tu vida estás buscando un reencuentro con tu ser interior, al estilo de «Comer, Rezar y Amar», Bali es ese lugar en el mundo que te invita a hacerlo y te diremos las razones.

Comer en Bali

La gastronomía en Indonesia es una de las más variadas en el mundo y cada plato es un descubrimiento de sabores. Lo que caracteriza a la mayoría de las recetas balinesas es el uso de especias locales y leche de coco, con lo cual adquieren una textura cremosa; además, el arroz y el ají no pueden faltar como complementos en platillos con carne, pollo, toffu o verduras.

Si quieres probar algunos platillos típicos de Indonesia, te recomendamos el Gado-Gado, hecho de verduras aliñadas en salsa de maní; el Soto, una exquisita sopa de verdura y carne; o el Nasi Goreng, que está elaborado con arroz frito, pollo y salsa de soja.

Sin embargo, si lo que buscas es conectarte con tu cuerpo y buscar una alternativa saludable y de armonía con tu mente, en Ubud podrás encontrar deliciosos restaurantes donde el ayurveda es guía en la cocina.

Rezar en Bali

Bali es llamada la “Isla de los Dioses” porque se calcula que tiene más de 10.000 templos y, en cada uno, figuras representativas de dioses hindúes. Entre los templos más conocidos está el Pura Besakih, que en realidad es un complejo de 22 templos conectados por escaleras y terrazas. También se encuentra el templo Pura Kehen, rodeado de palmeras  y donde se pueden presenciar numerosas ceremonias, y el templo Pura Uluwatu, ubicado en un acantilado donde habitan monos, considerados como ahuyentadores de espíritus malignos.

Bali es un lugar de espiritualidad y religión, por lo que sus habitantes continúan con la tradición de poner ofrendas y elevar plegarias hacia espíritus buenos que otorgan felicidad y prosperidad. Las ofrendas, mejor conocidas como canang sari, no sólo las verás en los templos, sino también en las casas o en los locales, formando parte del paisaje local. Éstas están elaboradas con flores, incienso, alimento y hojas de coco.

 

Amar en Bali

Bali es un lugar para reencontrarse con el amor propio y para esto ofrece destinos paradisíacos. Uno de estos lugares es Tanah Lot, un templo ubicado en un islote, donde contemplar la puesta del sol será una experiencia inolvidable. También está la cascada de Nungnung, a la cual llegarás después de bajar por unas escaleras de aproximadamente 500 escalones, y donde puedes aprovechar para refrescarte al tiempo que te conectas con tu interior mientras escuchas el agua caer.

Sin lugar a duda, Bali es el lugar indicado para descubrir el amor propio, estar en contacto con tu lado espiritual y usar tus  sentidos para disfrutar de una gastronomía única y exquisita. No hay mejor lugar en el mundo para recrear la historia de “Comer, Rezar, Amar” como en Bali.

Leave a Reply: